Español / English

  1.  
  2.  
  3.  
  4.  
  5.  
  6.  
  7. Festejo nacional, saludo a la bandera venezolana

  8.  
  9.  
  10. Cuarto de José, barrio La Dolorita, en Petare.

  11.  
  12.  
  13.  
  14.  
  15.  
  16. Metro Petare

  17.  
  18.  
  19. Hospital Pérez León en Petare.

  20.  
  21.  
  22. Urgencias 10:00 pm.

  23.  
  24.  
  25.  
  26. José rindiendo declaración, después de la muerte de su hermano, en una pelea callejera.
    José hirió a dos personas.

  27.  
  28.  
  29.  

PETARE

CARACAS, VENEZUELA

2006

Mirando ahora tus fotografías del Cerro de Petare, como tú lo llamabas cuando llegaste, a no ser por algún graffiti o afiche de campaña populista, tengo la impresión de que no tienen tiempo, que sus únicas evidencias son las huellas geopolíticas, las del tercer mundo y del subdesarrollo.

Pareciera que es la misma realidad en todas partes, desde el África y sus alrededores hasta las favelas de Bahía de todos los santos en Brasil.

Llevan el mismo marchitar de la existencia, las mismas secreciones y heridas, la marca del apartheid de siempre, de la segregación y marginalidad; de la discriminación política, económica y sexual: el mismo panorama atemporal del subdesarrollo.

Porque, con este tu pequeño libro puedo comprender un poco más este mundo que nos rodea y a esta Caracas siempre más cargada de miseria humana.

Puedo comprender más al barrio de Petare, esa pirámide nuestra, que nos mira, que sigue mirándonos con sus calles y sus casas no tan inmaculadas como en la blanca arquitectura de las islas griegas, no tan fotogénicas.

Una madre nos lanza a la cara: en este barrio nos matan todas las noches, aquí no hay vida. Tan poca vida como en las últimas fotos de tu libro, donde aparece un muchacho de diez y siete años masacrado de siete balazos. Entre tanto los malandros vienen cerro abajo cargando el féretro del compañero muerto (porque los malandros tienen prohibido velar a sus muertos dentro de la fortaleza) cantando el vallenato colombiano…

FRAGMENTO DE LA CARTA DE PAOLO GASPARINI PARA EL LIBRO PETARE
2007